5 errores contaminantes que cometes al limpiar tu cocina

5 errores contaminantes que cometes al limpiar tu cocina

¿Eres consciente de los errores contaminantes que cometes en la limpieza de tu cocina? A final de año, solemos hacer un repaso de nuestros fallos y en ocasiones, una limpieza o renovación de la vivienda. Para que en 2018 la estancia de tu casa donde preparas los alimentos y comes esté más brillante y reluciente que nunca, evitando problemas de higiene o de malos olores, lee a continuación los fallos más recurrentes.

5 errores contaminantes en la limpieza de la cocina

  • Limpiar el interior del horno escasas veces al año: Es recomendable limpiarlo cada semana para ahorrar tiempo y no tener problemas sanitarios, ya que se acumularán bacterias y la suciedad estará más adherida. Pasa un paño húmedo, límpialo con productos caseros como el bicarbonato, el limón o el vinagre de forma periódica y retira los restos de comida como el queso fundido al momento para ganar en limpieza y comodidad.
  • Limpiar el microondas solamente cuando huele mal o está grasiento: Al igual que en el caso anterior, este electrodoméstico tan común puede convertirse en un foco de gérmenes o un nido de malos olores. Hierve habitualmente unas rodajas de limón en un recipiente con agua durante un minuto para que la suciedad se desprenda de forma más sencilla, friega el plato habitualmente y limpia las paredes interiores con periodicidad.
  • Limpiar la nevera por fuera: La nevera contiene numerosos alimentos, por lo que hay que ordenarla y limpiarla a fondo y no basta con pasar un paño húmedo por la parte exterior. Retira las rejillas y bandejas, friégalas, tira alimentos caducados, frota las manchas y deshazte de los restos. Es aconsejable limpiarla cada dos semanas. 
  • No limpiar las encimeras a diario: Ya que cocinas en ella y pueden acumularse bacterias, polvo y otras partículas, debes limpiarla siempre que cocines con una bayeta mojada y algún producto desinfectante.
  • No ventilar tras usar productos de limpieza fuertes: Es fundamental que si utilizas lejía o amoniaco airees la estancia adecuadamente.

Fuente | Vix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies