Cómo limpiar el suelo de tu terraza

Cómo limpiar tu terraza

La terraza es uno de los espacios de tu hogar a los que les puedes dar más uso y rendimiento, tanto a nivel decorativo como de descanso y de ocio. En tu azotea tomas el sol, te relajas leyendo un libro o escuchando música, puedes tener una estupenda colección de plantas, aparatos para realizar gimnasia al aire libre, pintar y disfrutar de los meses más cálidos del año.

Debes tener en cuenta que es fundamental que el suelo de tu terraza, así como otros elementos como los muros, se encuentren en un estado óptimo de limpieza y conservación de los materiales para que puedas sacarle partido a este habitáculo de tu vivienda. Ten en cuenta que el suelo está siempre a la intemperie, por lo que suele ensuciarse de forma importante. Además de contratar periódicamente -por lo menos, de forma anual- el servicio de una empresa profesional de limpieza, te recomendamos

Pasos para limpiar el suelo de tu terraza

  1. Uno de los materiales más comunes en los suelos de las terrazas es el barro cocido, resistente a la suciedad y los embates del clima es perfecto para espacios exteriores. Para limpiar el suelo de tu terraza de forma efectiva te recomendamos lavarlo con agua y un poco de lejía para eliminar las manchas. Puedes apoyarte con una escoba para apartar ramitas, polvo, escombros y otros objetos, así como para eliminar la suciedad pegada a las baldosas.
  2. Aclara el suelo de tu terraza con agua y aplica como producto cera especializada para terrazas que te ayude a proteger tus baldosas de barro evitando que la suciedad de adhiera a ellas.
  3. Si en lugar de baldosa tu terraza está construida en ladrillo, la limpieza deberá ser un poco más profunda. Si quieres que quede reluciente, mezcla agua con detergente y frota los ladrillos con este líquido -sin olvidarte de la escoba que te ayudará a acabar con la suciedad-. Para un final perfecto, mezcla dos parte de aguarrás, -también llamada trementina o esencia de pino-, con una de aceite de linaza. Friega el suelo con esta mezcla y comprueba los resultados. 
  4. Si por el contrario, tu terraza es de cemento, mezcla agua, un poco de vinagre, una tapa de detergente y una tapa de amoniaco. Espárcelo en el suelo y limpia con ahínco, ayudándote de una escoba de cerdas resistentes para que el suelo de tu terraza quede impecable.
  5. Para terminar, sea cual sea el material de tu terraza, deja las barandillas y pasamanos impecables, eliminando la suciedad con un paño húmedo, pasando a continuación un poco de petróleo sobre ellas y luego un paño seco.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies